domingo, 16 de enero de 2022

Entrevista a Javier Arries

 




¡Nueva entrada! Empezamos el año con muy buen pie, no hay más que ver este segunda entrada del recién estrenado 2022. Hoy, Caosfera tiene el placer de entrevistar a Javier Arries, licenciado en ciencias físicas, en la especialidad de Física de la Tierra y del Cosmos, escritor, articulista y divulgador. Si todavía no conocéis el trabajo de Javier Arries, este es el momento ideal...




1. ¿Quién es Javier Arries?

Pues como digo en una red social, «sólo una persona». Soy físico, me apasiona la ciencia desde pequeño, tanto que actualmente trabajo como docente, un trabajo que me encanta; pero también me apasiona todo lo que tiene que ver con lo mágico, lo anómalo, la literatura y el cine de terror. Como hobby me dedico a escribir, a investigar, y a divulgar esporádicamente en programas de radio (actualmente como colaborador de Una noche en el laberinto, de RNE). En TV he hecho alguna aparición que otra en Cuarto Milenio; en Detrás de la Verdad, de TV13; en La mirada crítica en Tele 5; o en el programa Básico, de La Otra. En prensa escrita he participado en entrevistas en La Razón y La Vanguardia, así como en la versión digital de ABC; y yo mismo colaboro como articulista en revistas especializadas. Y lo principal: que disfruto mucho con ello, e intento transmitir esa pasión que yo mismo siento por la Historia, la Antropología, el pensamiento mágico,…


2. ¿De dónde nace tu interés por el ámbito literario?

Pues desde que tengo uso de razón. Cuando era pequeño me sorprendía cuando veía a alguien leyendo. Le preguntaba que hacía y me contaba algo que para mí era sorprendente. Los libros hablaban, contaban historias si sabías descifrar aquel galimatías de puntos y trazos negros sobre blanco. Así que le dije a mi madre que me enseñara a descifrar aquello. Recuerdo que uno de mis primeros libros que leí fue una obra sobre vampiros del cineasta Roger Vadim, Vampiros entre nosotros. Y desde entonces, hasta ahora.


3. ¿A qué edad comenzaste a juntar las primeras letras?

Pues desde que era un chaval empecé a interesarme por el cómic, y más que a escribir me dediqué a dibujar, pero luego empezaron a interesarme también los guiones, y comencé garabeteando mundos imaginarios, de ciencia ficción, de fantasía, combinando dibujos con descripciones de lugares remotos, inexistentes, de la gente que las habitaba. Luego empecé a colaborar con artículos en revistas, guiones para radio,… ¡y hasta ahora!


4. ¿Y de dónde procede tu interés por el mundo del misterio?

Como ya dije antes cuando era pequeño me encantaban las matemáticas, la física, la química (mi afición por los cohetes y las cosas que explotan trajo de cabeza alguna que otra vez a mis padres); pero también leía como te dije sobre vampiros, fantasmas, animales y criaturas míticas,… Además prestaba mucha atención a lo que decían mis familiares acerca de sucesos extraños que les habían pasado a ellos y a otros miembros de la familia, tradiciones del acervo mágico popular, anécdotas y mitos de los pueblos de donde venían, historias de videntes, sanadores, mal de ojo,…


5. ¿Tienes algún autor -o autora- de cabecera?

Pues cerca de mí no puede faltar la obra de mi admirado H. P. Lovecraft, al que empecé a leer en mi adolescencia, mientras me atronaba las orejas con Black Sabbath de fondo. Me temo que aquello perturbó mi mente de forma permanente y sin remedio. Luego Poe, Machen, Meyrink, Litton, M. G. Lewis… Y de unos años a esta parte mi escritora favorita es Ada García. Conocí su obra antes que a ella y me enganchó a sus relatos, algunos de los cuales están recogidos en su libro, Radio Zombi.


6. ¿Tienes alguna manía o “ritual” que lleves a cabo antes de comenzar a escribir?

Empiezo a colocar las cosas en mi mesa, como si con eso ordenara mis ideas; y habitualmente me levanto de repente y me pongo a pasear como un león enjaulado hasta que de repente vienen las musas y me arrojan sin avisar alguna buena idea, o eso me parecen a mí en ese momento; salgo corriendo y empiezo a escribir. Generalmente también suena música de fondo que tiene que ver con el tema que quiero desarrollar. Y si encima tengo al lado un café humeante con unas gotas de oruxo para calentar el espíritu con ese brebaje místico, tanto mejor.


7. Tu nuevo trabajo se titula Espíritus y seres de la mitología nórdica. Háblanos acerca de la creación de tu libro, su estructura, etc.

Se trata de un ensayo que complementa a una obra anterior, Magia y religión nórdicas, aunque ambas se leen por separado. En esa obra comencé a hablar sobre algunas criaturas míticas de lo que se llama mitología menor, que pueblan el folclore, las leyendas, los cuentos, las baladas, los relatos al amor de la lumbre. Pero por falta de espacio no pude despacharme tan a gusto como hubiera querido, así que me propuse hacerlo en esta obra, en la que describo los tipos, costumbres, y caracteres que les han atribuido desde que tenemos noticia: gigantes, duergar (los mal llamados enanos), elfos de la luz, elfos de la oscuridad, damas blancas, la «gente invisible», landvaeettir (genios guardianes de la tierra), dragones, duergar (vampiros), kobolds (genios tutelares del hogar), habitantes de bosques, montes, cuevas, ríos, cascadas,.. Y analizo, tratando de clasificarlos, cual es su verdadero origen, y cómo han ido evolucionando desde tiempos paganos con la cristianización hasta nuestros días. No se trata de la típica «guía de hadas» repleta de fichas inconexas, sino de un estudio de esas criaturas, sus relaciones entre sí y con los seres humanos y su evolución hasta el momento presente, tratando de aunar el rigor con lo ameno.


8. ¿En cuál de tus obras te has involucrado más?

Creo que no podría seleccionar una. En todas me meto de lleno y de forma exhaustiva. Cuando empiezo a escribir ya no veo nada más y antes he devorado todo lo que he caído en mis manos, cotejando datos, desarrollando esquemas, casi hasta la obsesión, llegando a soñar con ello. Me meto tan de lleno que a veces hasta me ocurren cosas «raras». Por ejemplo, de noche, escribiendo sobre vampiros, en concreto sobre los vrukolakas griegos, que te llaman por tu nombre y a los que no debes responder o estás listo, escuché claramente en voz alta mi nombre. Abrí los ojos de forma desmesurada de la impresión. Probablemente me emocioné y me metí tanto en el tema que me autosugestioné. Por si acaso, no respondí. De todos modos si me hubieran contestado sería más intrigante todavía, porque estaba totalmente sólo en casa (demasiadas lecturas de Lovecraft).


9. ¿Has vivido durante tus investigaciones alguna experiencia del tipo paranormal y/o mística que te haya afectado especialmente?

Pues como no concibo investigar sin practicar lo investigado para sentirlo en carnes propias, desde muy pronto me metí de lleno, por ejemplo, en el estudio y la práctica de la Magia Ceremonial, la Qábala, el Tarot, Geomancia, Astrología, la Magia Enoquiana, incluso entrenando y practicando técnicas de visualización, de proyección… Y lo cierto es que de aquel tiempo tengo una buena colección de experiencias curiosas, algunas de ellas que podríamos calificar de subjetivas, pero otras en las que se producían extrañas, muy extrañas coincidencias. Forman parte de lo que yo llamo «bagaje personal», y muy pocos allegados las conocen; pero como no puedo probarlas, no las utilizo en mis escritos ni las empleo como argumentos de nada. En ellos trato de ceñirme al tema desde un punto objetivo, impersonal y riguroso.


10. Has tratado temas como, por ejemplo, el llamado mal de ojo. ¿Qué piensas al respecto de este tipo de supersticiones?

Es fascinante, porque cuando empiezas a indagar resulta que es una creencia universal y atemporal. En todas las culturas que he estudiado, a lo largo de todo el planeta, existe la creencia de que el ojo emite algún tipo de influjo motivado por una pasión profunda, como el odio o la envidia, o incluso la admiración excesiva. Es increíble cuando te encuentras que hasta los egipcios creían en el «ojo malo», y hablo de ello también en Magia en el Antiguo Egipto; y hasta ese gesto que aún se utiliza y se representa en talismanes, la figa (el pulgar metido entre el índice y el dedo medio), lo vemos en frescos egipcios en los que los pastores tratan de proteger así a su ganado. Yo no sé si existe o no, pero me admira encontrar las mismas creencias en lugares tan distantes en el espacio y en el tiempo. Desde luego el ser humano y su pensamiento mágico es un tema apasionante.


11. ¿Cuál de tus libros te resultó más complicado escribir?

Todos. En realidad escribirlos me resulta fácil. Lo difícil es el trabajo anterior, que implica años: de estudio, de contrastar datos, de documentarte de todas las formas posibles, de reflexionar, asimilar y organizar lo aprendido. Y eso sí es complicado.


12. Explícales a nuestros lectores cómo pueden conseguir tus libros.

Los últimos: Objetos Malditos, Magia en el Antiguo Egipto, Magia y Religión Nórdicas, y Espíritus y Seres de la Mitología Nórdica, están publicados por Editorial Luciérnaga, del grupo Planeta, y se pueden conseguir en librerías, u, online, en Amazon, La Casa del Libro, etc. Los más antiguos están descatalogados ya por el momento. Pueden acudir a mi página web: https://arries.com. Hay allí una sección para cada uno de ellos donde añado artículos y contenido extra; además de enlaces para comprarlos por internet.


13. Háblanos acerca de tus futuros proyectos o tus próximas intervenciones, añade todo lo que desees.

Entre los muchos proyectos que merodean por mi cabeza, además de viajar todo lo posible y vengarme del maldito confinamiento, están el de continuar escribiendo sobre los procedimientos mágicos de otras culturas, como la celta, la grecolatina, la eslava,… También le doy vueltas a retomar algunas obras antiguas, como El extraño poder de los aojadores (obra en la que trato sobre el mal de ojo), o Vampiros, y ampliarlos añadiendo nuevos descubrimientos y estudios sobre los mismos. En el caso de este último me planteo dividirlo en diferentes tomos, porque la información al respecto es mucha. Próximamente participaré en diferentes eventos que iré añadiendo a la sección Agenda, de mi página web. Y, por último, daros las gracias, e invitar a los lectores que lo deseen y tengan curiosidad o preguntas a que me busquen en Facebook o Instagram, como Javier Arries. Será un placer interactuar con ellos y conocerlos.


ENLACES DE INTERÉS









sábado, 8 de enero de 2022

Diario de un zombi 2: Legado

 



¡Caosfera regresa después de unas breves vacaciones navideñas! Y aquí tenéis la primera entrada del año, que nos llega de la mano de Jorge Herrero Martínez. Hace algunos meses, Jorge nos hablaba de Diario de un zombi, de Sergi Llauger, y en esta ocasión nos habla de la segunda parte que, dicho sea de paso, considera uno de los mejores lanzamientos de este pasado 2021. ¿Queréis saber por qué? Razón aquí mismo....




Diario de un zombi 2: Legado hace añicos el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas, ya que esta novela es la continuación de una obra que, para muchos, puede describirse como una de las mejores novelas dentro del género zeta. Para este servidor es su favorita. Han tenido que pasar diez años para poder leer esta secuela, pero ha merecido la pena esta larga espera.

  Legado no sólo está a la altura de su predecesora, sino que la supera en bastantes momentos, alcanzando un nivel muy pocas veces visto dentro de la literatura zombi. Sergi Llauger no se ha conformado con hacer otro libro más, más de lo mismo, para contentar a sus lectores, no, eso hubiera sido lo más fácil e ir sobre seguro. Lo que ha hecho es crear una historia más grande que la anterior, cuidando mucho la trama, donde todo está planeado hasta el más mínimo detalle, y eso se nota durante toda la novela.

  A pesar de tener casi 500 páginas, la historia no sólo no se resiente, sino que no deja de mejorar y subir el nivel. El lector se encontrará con nuevos personajes, pero eso no supone ningún hándicap para que la lectura de Legado no sea una experiencia increíble e inolvidable, gracias al gran trabajo que ha hecho el autor con los distintos personajes que forman parte de la historia, todos y cada uno de ellos están desarrollados y creados de forma magistral.

  La historia comienza varios años después de que ocurrieran los hechos que sucedieron en la primera parte. Nos encontraremos con Gina, una joven deambulante que se dedica a adentrarse en los lugares y zonas donde la mayoría no se atreve por su peligrosidad.

 Un día le llegará una oferta que acabará convirtiéndose para ella en una aventura y cambiará su vida en todos los sentidos: encontrar a Erico Lombardo, el zombi que con el paso de los años se ha convertido en una leyenda y del que existen todo tipo de rumores. La misión consistirá en encontrarlo para poder conseguir una cura para el virus que diezmó a la población y que sigue acabando con el resto de los supervivientes.

  A pesar de no estar convencida en un principio de esta misión, al final acabará aceptándola con todas las consecuencias, y su vida no volverá a ser la misma nunca más. Deberá enfrentarse a situaciones donde su vida correrá peligro serio, se encontrará con otros personajes: algunos tratarán de ayudarla, otros intentarán impedir que su misión se cumpla con éxito. Entre todos los personajes que aparecerán en su aventura, destacarán especialmente dos, uno de ellos es Trevor Castor, un cazarrecompensas que resulta ser un viejo conocido, y el otro será Trece, del cual no puedo desvelar nada, por que será un gran spoiler. Junto a ellos, Gina vivirá una experiencia única, durante la cual descubrirá cosas de su pasado, cosas que harán que su mundo se tambalee. 

  Sergi ha creado una novela donde hay zombis, por supuesto, pero un tipo de zombis bastante distinto al que el lector está acostumbrado, un zombi al que los supervivientes denominan espectros. Estos seres sembrarán el terror allá por donde pasen, creando situaciones llenas de una tensión muy pocas veces vista en una historia de este género. El mundo que sobrevivió a la primera parte es un mundo desolado, donde cada vez hay menos gente, donde el mero hecho de contemplar el amanecer es un triunfo.  A pesar de ser una novela de género zombi, estos seres no son los protagonistas principales ni mucho menos, pero cuando aparecen, no dejan títere con cabeza.

  Sergi Llauger tiene una prosa fina, cuidada y elegante, pero también contundente, ya que no le tiembla el pulso a la hora de detallar las escenas más duras y más impactantes, logrando que muchas de ellas se queden grabadas en la mente de los lectores. El mundo donde transcurre Legado es un mundo creíble, post-apocalíptico, rezuma desolación por todos lados, el lector se sentirá un personaje más de la novela, sufrirá con ellos, se emocionará, reirá, y experimentará multitud de sensaciones y sentimientos. .
  Los personajes están desarrollados y perfilados de una manera magistral, cosa que es marca de la casa del autor, están cuidados hasta el más mínimo detalle, todos tienen su identidad propia, cada uno se expresa y se comporta de manera muy distinta, no habiendo dos iguales.

  La novela está llena de grandes momentos, con giros argumentales de esos que no se olvidan. Me han sorprendido y de qué manera, algunos de ellos han logrado emocionarme y hacer que se me ponga la piel de gallina.

  El tratamiento de los zombis vuelve a ser único, en especial en lo referente a los espectros, dotados de un aura absolutamente terrorífica. No me quiero olvidar de los arcángeles, esos seres que sembraron el terror en la primera parte, en esta continuación no aparecen muchos, es más, solo aparece uno, pero de una manera que nadie se esperaría, creando un momento especial e inolvidable.

  Se nota que esta secuela está pensada y cuidada hasta el más mínimo detalle, razón por la cual el autor ha tardado un tiempo en realizarla, no está hecha por hacer, para darles a los lectores más de lo mismo. Segi Llauger ha escrito algo que no se olvidará en mucho tiempo, demostrando que aún se pueden hacer cosas interesantes y originales dentro de la literatura zombi. Como lector y seguidor de esta serie, espero y deseo que en el futuro haya más historias de estos personajes. Junto a la primera parte, es de lo mejor que se ha hecho dentro del género zeta. Absolutamente recomendable y de lectura obligatoria, inolvidable. Uno de los libros del año, sin duda alguna.



ENLACE DE COMPRA