viernes, 21 de febrero de 2020

Todo queda en familia: Las aventuras de Claudia Vázquez, la parapsicóloga más famosa de España.









Como ya sabéis, nos encanta estar al tanto de las novedades editoriales y como no, apoyar interesantes proyectos. En este caso, queremos desear toda la suerte del mundo a nuestro compañero Alberto Bellido García, que por cierto no es la primera vez que pasa por Caosfera, por eso os vamos a hablar un poquito de su nuevo proyecto editorial. 



La novela gráfica que publicó su primer volumen hace un par de años en Amazon por obra y gracia del escritor y guionista Alberto Bellido y el dibujante e ilustrador Iban Labestia del Pantano, inicia su campaña de Crowdfunding con el objetivo de completar tres volúmenes mas un recopilatorio, esta vez con la colaboración del ilustrador Alberto martínez. 

   A partir, pues, de este mes de Febrero, la obra gráfica podrá recibir las donaciones de todos aquellos a los que interese conocer un final que no dejará indiferente a nadie. 

  Es una novela gráfica nacida a partir de un relato corto que, más tarde, fue reestructurado por el escritor y guionista Alberto Bellido, finalista en un concurso de microrrelatos de halloween, que sumergirá a los lectores en las apasionantes y adictivas aventuras y desventuras de su protagonista, Claudia Vázquez. En ella se nos dan a conocer algunos de los enclaves más misteriosos y mágicos de España.

   Algunos de los lectores que ya han sucumbido a la tentación de leer el primer volumen, han declarado lo siguiente: 

   ”Es una novela gráfica tétrica y truculenta. Me he quedado 

con ganas de ver cómo acaba”. 

   ”Un excelente trabajo para una historia clásica. En estos tiempos tan faltos de ideas es muy recomendable”. 

   Aquí podéis encontrar toda la información relativa al proyecto:




   Gracias a todos aquellos que estén interesados en realizar su aportación.

 

viernes, 14 de febrero de 2020

Novedades editoriales: Neopiel






Si recordáis, hace algunas semanas os presentábamos a Juan Antonio Oliva Ostos, autor apasionado de la fantasía y ciencia ficción con varias publicaciones a sus espaldas cuya entrevista podéis leer aquí. Esta semana nos complacemos en presentaros su último trabajo Neopiel, publicado recientemente por obra y gracia de la editorial Cazador. Desde aquí felicitamos a Juan Antonio por su nueva obra y le deseamos todo el éxito del mundo.

  ¿Y qué podemos encontrar en Neopiel? pues nadie mejor que la propia editorial para explicárnoslo:



   Todo vale con tal de lograr el don de la eterna juventud. Y, de paso, ser los más hermosos del lugar. En un mundo donde se han cruzado todas las fronteras morales (y algunas de las científicas) con tal de satisfacer a la Diosa Belleza, muy pronto van a descubrir que todo sueño tiene su reverso en forma de pesadilla. Que cuando se pacta con el Diablo solo es cuestión de tiempo que el Infierno llame a tu puerta. 

  Neopiel es una fábula distópica y es también la nueva novela de Juan Antonio Oliva (Sevilla, 1976). Afincado en Cataluña desde muy pequeño, siempre ha sido un amante de la ciencia ficción y de la fantasía, del terror y de todas las posibilidades de crítica social que puede esconder bajo la manga cualquiera de estos géneros. Porque, a veces, la realidad se comprende mejor cuando nos situamos al otro lado de la imaginación. 

   Desde el Fausto de Goethe al Soy Leyenda de Matheson, en Neopiel se cruzan los géneros para que la acción avance y cada página traiga una nueva sorpresa en este mundo que ha forzado los límites de la naturaleza con tal de satisfacer la vanidad del ser humano. Pero esta novela también es un homenaje al canon y muestra un respeto absoluto a las fuentes de las que bebe (y se alimenta, como corresponde a un buen vampiro). 

  Con Neopiel, Oliva consolida su papel como referente de la ciencia ficción peninsular tras haber cosechado en los últimos años diversos premios en distintas convocatorias de todo tipo. 

  Neopiel se enmarca en la Colección Verne, de la editorial gaditana Cazador, que vuelve a apostar por la Ciencia Ficción como uno de sus géneros preferidos. 

  Cazador está dirigida por Carmen Moreno y a finales de este 2019 celebró sus primeros cinco años de existencia. A lo largo de este lustro ha publicado casi 200 obras de todo tipo (novela, ensayo, cuentos, poesía…) y en géneros que van desde el terror a la fantasía, pasando por la intriga o la narrativa juvenil: 

  Apostamos por los escritores que tienen algo que contar y lo hacen bien. Tendremos autores con un recorrido ya sólido e intentaremos dar una oportunidad a aquellos que tienen, según nuestro criterio, suficiente calidad para ser editados y publicados”, asegura en su manifiesto fundacional. 

   En este sentido, ha editado a relevantes autores como Elia Barceló, Lola Robles, Virginia Pérez de la Puente, Sofía Rhei, Jesús Relinque, Alicia Pérez Gil, Miguel Aguerralde… También ha recuperado clásicos de Emilia Pardo Bazán o Pedro Muñoz Seca y ha obtenido premios como el de la Crítica de Valencia en 2016 o el Premio Ultratumba 2017 a la mejor editorial de género.



ENLACE DE COMPRA




viernes, 7 de febrero de 2020

Pornovenganza, lo bueno si breve....








La fase inicial de cualquier proceso creativo está sujeta a complicaciones. En el desarrollo de una idea, o incubación, influyen varios factores. Sin duda, uno de los más primordiales es el interés que una u otra premisa puede generar de cara a un público. Depende de a qué segmento queramos enfocar nuestras ideas, podemos mover los hilos de diferentes formas, teniendo siempre en cuenta que toda opinión es subjetiva y cada individuo un mundo en sí mismo. Debemos estar siempre preparados para recibir opiniones críticas —en ocasiones ácidas—, resultado casi siempre de un mal proceso de fagocitación (entiéndase a nivel artístico). Gustos a parte, potenciar la creatividad es algo necesario en cualquiera de sus formas, valorando siempre los modos personales de cada autor, ya que el matiz “personal” puede dotar a las obras de un valor incalculable. 

   Una vez soltada esta parrafada, entro en el meollo del asunto, en lo principal: mojarme. Conocí a Ignacio López Vacas de casualidad durante un debate veraniego en el que intercambiábamos impresiones acerca de diferentes producciones cinematográficas de género ideadas para tan calurosas épocas. Ránquines personales. Hubo algo que propició que me fijase en Ignacio, fue su expresión directa y desinhibida, su sinceridad a la hora de señalar como favorita alguna que otra producción que, a mi juico, podía ser calificada de menor. Pero Ignacio defendía su punto de vista con honestidad y convicción, lo que siempre es de agradecer en cualquier debate que se precie. Es por esto que, cuando tuve conocimiento de su nuevo proyecto, supe que me encontraría con algo personal, directo y agresivo. Su garra sincera no engaña; se trata de un trabajo breve (que no por ello simple) y de factura humilde (que no por ello pobre). Pornovenganza, cuya world premiere tuvo lugar el pasado mes de octubre en Sitges, es, junto con Videotortura y Killgirl, el tercer trabajo de Ignacio López. Su historia gira en torno a una conversación por Skype entre dos amigos. De repente, la conversación se interrumpe por el aviso de un mensaje que acaba de saltar en la bandeja de entrada. El contenido del mensaje es lo que hará que los engranajes de la historia tomen un matiz oscuro. El reparto que nos sirve de vehículo para vivir la experiencia está compuesto por Alejandra Meco, a quien una servidora conocía previamente de la serie Acacias 38 (ganadora del premio DAMA a mejor serie), Nacho Brande, que ha trabajo en series como Servir y proteger, y, ya fuera de los roles principales, la actriz y bailarina Lua Ruiz vecino y la actriz y cantante, Isabel Remartínez. Pornovenganza es una buena muestra de que para contar una historia no son necesarios grandes medios, sino ganas, buenas ideas y un reparto digno. Su elenco no defrauda, en especial los dos actores que toman el timón al inicio de la cinta. La técnica utilizada es la de la historia dentro de la propia historia, es decir, somos testigos de un acto que deviene de otro y que trae fatídicas consecuencias para las que no encontramos una explicación aparente hasta el final. Tal y como le comente por privado a su autor, debido a la idiosincrasia de la producción, inmediatamente me vino a la mente You´re Next, un curioso y sangriento home invasion que en el año 2011 entró con la fuerza suficiente para hipnotizar a los acérrimos del género y de su director, Adam Wingard, quien tras este pelotazo ha tenido menor aceptación. Siguiendo el hilo, cuando le pregunté al propio Ignacio me confirmó que You´re Next le había encantado, lo cual me reafirma en mi opinión de que Pornovenganza es un producto personal que sigue las directrices del amor por el género (más que terror, horror, alejado de cualquier elemento paranormal) amén de la necesidad de sacar a la luz unas claras intenciones y/o emociones más bien de tipo interno. Cuando la sinceridad impera, no hay nada que pueda generar negatividad (entiéndase en el sentido más estricto), y os aseguro que cumple lo que su título y sus maneras prometen. Pulgar arriba.